Siguenos en:
Jueves
 12 de Diciembre de 2019
Santa Cruz
Homilía de domingo de ramos
Iglesia habla de tráfico de influencias y engaños
Gualberti indicó que se necesita verdad y justicia ante denuncias de corrupción y mentiras que envuelven a autoridades.
Lunes,  21 de Marzo, 2016
Iglesia-habla-de-trafico-de-influencias-y-enganos-
Ref. Fotografia: La plaza principal estuvo llena de católicos que escucharon atentos la homilía en el atrio de la Catedral.

En la homilía de la Catedral por Domingo de Ramos, el monseñor Sergio Gualberti destacó que los medios de comunicación a diario muestran noticias de "personas que se aprovechan del poder para enriquecerse, recurriendo incluso a la corrupción, el tráfico de influencias, la mentira y el engaño". Por lo que enfatizó que todos los católicos, en especial las autoridades o los que ejercen un cargo público deben de practicar la humildad como actitud opuesta a la ambición, orgullo y a la arrogancia, pues esto es lo que promovió Jesús entre sus discípulos. Esta reflexiva homilía, en la que por primera vez la Iglesia católica se refiere a los últimos hechos registrados en el ámbito político del país, marcó el inicio de Semana Santa, una de las principales actividades, en la que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús. La eucaristía se realizó en el atrio de la Catedral. La plaza principal estuvo repleta de personas, entre ellas algunas autoridades. 

Destacó que en el país hay necesidad de verdad y justicia.  Gualberti destacó que ante la falta de claridad de hechos que relacionan a altas esferas de Gobierno, hay  necesidad de verdad y de que la justicia realice una investigación imparcial, objetiva y libre de presión para esclarecer los hechos.  "En el intento de ocultar hechos reñidos con la ley, se difunden declaraciones contradictorias y ambiguas que, en vez que hacer luz sobre los hechos, enredan más la situación y confunden a la opinión pública, como si se quisiera distraer la atención del verdadero problema", dijo Gualberti. 

Criticó la tentación al poder. El Monseñor cuestionó a los que idolatran y endiosan al poder, a tiempo de mencionar que los más vulnerables a esto son las autoridades, pensando encontrar allí la satisfacción del propio ego, de su interés y de su vanidad. "El ídolo del poder exige sus víctimas, y sobre su altar se sacrifica todo: sentimientos, amistad, derechos humanos, principios democráticos, y hasta las mismas personas, los pobres, los débiles y marginados y la familia", remarcó. Ante ello, resaltó que es necesario practicar la humildad que demostró Jesús que se rodeó por sus discípulos y por gente sencilla. 

Una de las autoridades que asistió a la misa fue la presidente del Concejo municipal, Angélica Sosa, quien de la homilía destacó que se convocó a los funcionarios públicos a servir al pueblo y que así lo hace el actual gobierno municipal. "Como gobierno municipal se trabaja y actúa en corrección. Vamos a actuar con la verdad", sostuvo cuando fue consultada por el caso del dron que es actualmente investigado por la Fiscalía. 

Convocó a creyentes a servir. Gualberti finalizó su reflexión, convocando a los creyentes a servir a los demás. "Hagamos de nuestra existencia un don generoso y un servicio humilde al Señor y a los demás, con la esperanza firme de que nos espera la dicha y la vida definitivas", resaltó.