Siguenos en:
Miércoles
 21 de Agosto de 2019
+VIDA
Fátima Jordán
La modelo y ahora reina del Carnaval cruceño revela sus debilidades y principales fortalezas.
Jueves,  28  de Febrero, 2019
Fatima-Jordan-

La reina de la “fiesta grande de los cruceños” brilla con luz propia. Su sencillez, carisma y amplia sonrisa son las joyas con las que, realmente, deslumbra a quien la conoce. 

¿Quién es Fátima? Su nombre completo es Fátima Alejandra Jordán Bravo. Nació, creció, estudió y se formó profesionalmente en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Proviene de una familia muy grande y unida. "Somos de esos que nos juntamos los fines de semana. Es más, cuando era niña, los sábados salíamos con mis padres a pasear y los domingos los dedicábamos a visitar a mis abuelas (materna y paterna). Aprovechábamos (ella y sus hermanas) el tiempo jugando con mis primos", relata. 
 
Su infancia. Fátima es la tercera de cuatro hermanas. "Yo era la más tranquila de mis hermanas y primas de casi la misma edad. Estudié en el colegio Mariscal Sucre hasta segundo medio y salí bachiller del Británico Santa Cruz", dice. Agrega que para ella, la etapa más feliz de su vida la vivió durante su infancia y adolescencia. "De lo único que renegaban mis padres era porque usaba el maquillaje, los zapatos y ropa de mi madre  o porque no quería estudiar y mi padre se molestaba. A mi hermana mayor si la hacía enojar, le sacaba sus mejores muñecas, las mejores vestidas y peinadas para deshacerlas", cuenta entre risas.     

El modelaje. A los 15 años, Fátima salió en la portada de una revista, Pablo Manzoni la vio y la llamó. "Tuve un periodo de preparación. Mi primer Show Magnífica fue en el 2016. Cuando estaba en colegio no tenía tantas responsabilidades y podía organizar mis horarios para no interrumpir ninguna de mis actividades. Pero luego, cuando entré a la universidad, tuve que retirarme del modelaje. Todo se me complicó. En el 2014 terminé mi carrera y el 2015 volví a la agencia, porque tenía más tiempo libre", señala Fátima. 

Ser reina lo cambió todo. La bella magnífica confiesa que desde niña soñó con ser reina del Carnaval. Asegura que le gusta la fiesta de calle, el compartir con la familia, los amigos, de la mojazón, de la banda y todo aquello que hace parte de la “fiesta grande de los cruceños”. En otras palabras, lleva el Carnaval en el corazón. Sin embargo, ahora que está cumpliendo uno de sus anhelos más grandes, asegura que lo asume con responsabilidad y compromiso. 

Su rutina cambió. "Antes, un día normal era levantarse, alistarse, volver a almorzar, ir al trabajo, volver y en las noches a la casa de mis hermanas o al de alguna amiga; caso contrario, a mi casa a conversar con mis padres. 

Ahora, nos levantamos (porque es todo el equipo, la gente que trabaja por detrás) desde las 04:30 o 05:00am asistimos a los medios de comunicación, eventos, sesiones fotográficas, conferencias, actividades. En las noches son coronaciones, presentaciones de reinas. Los fines de semana no baja mucho el ritmo. Nos acostamos tarde y nos levantamos temprano. Afortunadamente, mi familia me acompaña, sobre todo, los fines de semana. Mi madre es reina de las Fashion, así es que nos vemos en las coronaciones, a mi padre le encanta todos estos ajetreos y mis hermanas también me acompañan (de acuerdo a la disponibilidad de su tiempo)", asevera Fátima. 

Alimentación sana. Si hay algo con lo que peca, es con la comida o por lo menos así lo asegura la misma Fátima Jordán. "Soy muy respetuosa con los horarios, generalmente, tengo a mano mis alimentos: el desayuno, la merienda, mi almuerzo, etc. Eso sí, tengo que admitir que soy muy antojadiza, de un helado, una hamburguesa, o simples golosinas", destaca. Ahora bien, su silueta también se debe a su rutina de ejercicios. "No soy de hacer aparatos en el gimnasio, soy más de ejercicios funcionales", aclara la reina del Carnaval. 

Belleza. Para la modelo, la definición de este concepto va más allá de lo que los ojos pueden ver. En realidad, asegura que "es lo que uno transmite desde el corazón. Es una mirada, una sonrisa, es lo que uno transmite al estar con una persona, desde un simple gesto", asegura.

Amistad. Para Fátima, la verdadera amistad es incondicional, supera cualquier tiempo o distancia. "Los amigos son la familia que uno elige. Un amigo es aquel que a pesar de que pasen meses o años, el día en el que se vuelven a ver todo vuelve a ser como si nunca se hubieran separado. Eso me sucede con los míos. Por mis actividades no he tenido tiempo, pero cada vez que los encuentro es como si el tiempo no hubiera pasado".   

Amor. La mirada de la bella reina se ilumina cuando dice esta palabra. "Para mí, el amor está en todo lo que uno hace. Desde que te levantas, el amor por uno mismo, por la vida. Por cada cosa que uno tiene y puede hacer", resalta y agrega que es gracias a ese amor que siente por sus padres es que hoy agradece los principios y valores con los que la formaron. "La definición de sencillez, la honradez y trabajo me la dejaron claro desde que era una niña y es gracias a ello que hoy soy quien soy", apunta. 

Secreto de belleza. "Mi piel y mi cabello han sido muy buenos conmigo, porque nunca he tenido la costumbre de usar cremas o mascarillas. Lo que sí trato de no olvidar es utilizar el bloqueador solar. Ahora, desde que asumí el reinado, me desmaquillo, tonifico e hidrato mi piel", reconoce Fátima. 

Lo que no sabía:

Le molesta:
Las injusticias 

Color favorito: 
El azul    

Anécdota: 
Durante el reinado todos los días tengo una historia diferente. Algo con el tocado, el vestido, el auto.    

Un consejo: 
Nunca hay que dejar de creer en los sueños, hay que trabajar para hacerlos realidad.   

Su mamá: 
Una mujer valiente.  

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día