Siguenos en:
Sábado
 23 de Marzo de 2019
Editorial
Editorial
Estrechando el cerco
Domingo,  6  de Enero, 2019
Estrechando-el-cerco

Han pasado apenas unos días desde la asunción del nuevo presidente brasileño Jair Bolsonaro y el escenario político latinoamericano comienza a modificarse y girar en contra de los regímenes socialistas que todavía se aferran al poder por la vía de la represión y la manipulación de las reglas de juego de la democracia.

El punto de partida parece haber sido la reunión entre el flamante mandatario sudamericano y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quienes determinaron vetar a los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, los países que claramente viven en dictadura y donde se violan sistemáticamente los derechos humanos. Ambos líderes han trazado una línea entre los “enemigos” ya señalados y los “amigos”, entre los que ha destacado a las administraciones de Colombia y Argentina.

Precisamente, Pompeo participó telefónicamente el viernes en una reunión de representantes de trece países del Grupo de Lima, que en la capital peruana resolvieron desconocer la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela lo que implica intensificar las sanciones destinadas a trabajar los movimientos del régimen chavista y sus funcionarios.  La declaración fue suscrita por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Los países del Grupo de Lima consideran que las elecciones de 2018 “carecen de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes, ni con las garantías”. En consecuencia, los 13 países “no reconocen la legitimidad del nuevo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro, que se iniciará el 10 de enero de 2019”.

El Grupo de Lima ha instado a Maduro a que no asuma la presidencia este 10 de enero y que entregue provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional, mientras se realicen nuevas elecciones.

En estas circunstancias la dictadura venezolana se queda prácticamente sola en el contexto internacional, tomando en cuenta que sus aliados españoles de Podemos, además de grupos y líderes izquierdistas latinoamericanos le han quitado su respaldo. Apenas le queda el apoyo de Cuba y de Bolivia, aunque las últimas reacciones de Evo Morales, quien llamó “hermano presidente” a Jair Bolsonaro, han dado lugar a ciertas interpretaciones sobre una toma de distancia estratégica para evitar una asociación negativa del proceso reeleccionista ilegal que está en curso en nuestro país.

El tercer capítulo de este cerco que le van tendiendo a los gobiernos del Socialismo del Siglo XXI se escribirá el viernes 11 de enero, fecha señalada para una sesión extraordinaria de la OEA que abordará la aplicación a Nicaragua de la Carta Democrática que podría derivar en la expulsión de la nación centroamericana del organismo multilateral. A partir de estos movimientos, el Gobierno boliviano tendrá que meditar muy bien el camino a seguir, pues está claro que la región no admitirá dictaduras.

El Grupo de Lima ha instado a Maduro a que no asuma la presidencia este 10 de enero y que entregue provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional, mientras se realicen nuevas elecciones.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día