Siguenos en:
Sábado
 19 de Octubre de 2019
Policial
La víctima conoció a su asesina en las redes
Enterrado con vida tras una cita a ciegas
Crimen. El informático acudió a encontrarse con la mujer quien le tendió una trampa y no conforme con despojarlo de sus pertenencias decidieron matarlo.
Miércoles,  9 de Octubre, 2019
Enterrado-con-vida-tras-una-cita-a-ciegas

La Policía española detuvo a una pareja vinculada al asesinato de un informático vasco cuyo cadáver ha sido hallado en una población cercana a Zaragoza y que se cree que, tras ser asaltado y golpeado brutalmente, fue enterrado vivo. Se sospecha que el hombre fue víctima de una banda que se había especializado en asaltar a hombres con los que se citaba una mujer que hacía las veces de cebo, a través de una conocida red social de contactos.

Las detenciones de ambas personas se concretaron en la localidad zaragozana de Pedrola, en cuyos alrededores fue hallado el cuerpo del informático José Antonio Delgado. Tenía 54 años y vivía en Guecho (Vizcaya). Según El Periódico de Aragón, la autopsia apunta a que fue enterrado con vida, porque había tierra en sus pulmones. Según esa misma información, la víctima había contactado con una mujer a través de la red social Badoo y se citaron en Zaragoza. El 6 de septiembre viajó a la capital aragonesa para encontrarse con esa mujer y ya no se supo nada de él hasta el pasado jueves, cuando hallaron su cadáver enterrado a las afueras de Pedrola.

Le tendieron una trampa. Las investigaciones realizadas por la Guardia Civil han conducido a los dos detenidos, por su presunta implicación en este crimen. El juzgado que lleva el caso ha declarado el secreto de las actuaciones. Los detenidos son una pareja, un marroquí y una mujer sudamericana. Los investigadores acudieron este miércoles por la tarde a una nave industrial en un polígono de Pedrola, para registrarla en busca de pruebas o restos biológicos que ayuden a completar las pesquisas. Al parecer, la pareja que ha sido detenida había puesto a la venta el vehículo Mercedes que pertenecía al asesinado. Pese al hermetismo que rodea el caso, los detalles que han trascendido apuntan a que no se ha tratado de un crimen aislado, porque el modus operandi coincide con al menos otros dos asaltos sufridos por hombres en los últimos meses en esa misma zona, en el entorno de Zaragoza. Se ha apuntado que dos hombres denunciaron haber sido víctimas de robos violentos tras haber quedado con una mujer a través de internet.

Ellos vivieron para contarlo y pusieron sobre la pista de un grupo que tendría como ámbito de actuación esa zona de  Zaragoza.

El móvil del robo. La tipología era coincidente: contactaron con una mujer, se citaron y, tras quedarse a solas, les instó a desplazarse a un lugar apartado en busca de intimidad, donde fueron asaltados violentamente por tres individuos que les robaron todas sus pertenencias, dinero, tarjetas bancarias y el coche. Según los datos que han trascendido en las útlimas horas, se sospecha que el informático vasco habría sido víctima de la misma trama delictiva, pero en su caso no vivió para contarlo. Los resultados de la autopsia apuntarían a que aún respiraba cuando fue enterrado. Queda por aclarar, de confirmarse estos extremos, si los autores del crimen lo enterraron a sabiendas de que aún estaba con vida o si creyeron que lo habían matado.

2 Casos
maneja la Policía española en simular modus operandi para robar.

Diario ABC eldia@eldia.com.bo