Siguenos en:
Lunes
 14 de Octubre de 2019
Policial
Un distribuidor de tabletas fue condenado
El negocio de las pastillas de la muerte
Descontrol. Un aborto dejó al descubierto la facilidad de comprar en las redes sociales las tabletas abortivas con solo marcar un número y entrega a domicilio.
Miércoles,  3 de Julio, 2019
El-negocio-de-las-pastillas-de-la-muerte-

Vendo pastillas abortivas originales. Atención las 24 horas, domingos y feriados. Entrega a domicilio sin recargo. Absoluta reserva, son ofertas que a diario se pueden leer en las redes sociales y que muestran una faceta más de un enorme negocio ilegal que lucra con el cuerpo de las mujeres. Un caso reciente, de aborto provocado con utilización de tabletas abortivas dejó en evidencia la facilidad de encontrar la píldora en el internet y sin mayores complicaciones. 

El director de la Felcc en Santa Cruz Johnny Aguilera, confirmó el negocio redondo de estas organizaciones que se dedican a la venta de estos fármacos que adquieren las pastillas en Brasil y las introducen a territorio boliviano sin seguir los conductor regulares para su importación. “Imagínense lo lucrativo del negocio, en Brasil las compran a 4 bolivianos y aquí las venden en 50 y hasta 100 bolivianos, ganancia total sin medir consecuencia”, dijo Aguilera en la presentación de un caso que derivó en aborto. 

Aborto forzado. Este fin de semana, dos personas se sometieron a un procedimiento abreviado después de aceptar ser comercializador de pastillas abortivas y el otro comprador. Su aprehensión se dio después que en un hospital de la capital oriental, se encontró en el baño de varones a un bebé de seis meses de nacida sin vida. 

Las investigaciones del personal del homicidios llegaron a identificar a una menor de 16 años como la persona que abortó a la criatura. 

En el interrogatorio, la joven aceptó haber tomado las tabletas afirmando que su enamorado las consiguió sin dar mayores detalles. Revisado el celular del novio (sentenciado), la Felcc encontró evidencia que el adolescente contacto un portal de nombre cachis para comprar las tabletas que fueron entregadas en sus manos. La evidencia de los mensajes permitió a los investigadores armar un operativo mediante un contacto vía Messenger con los distribuidores que fueron citados a la plazuela Fátima llegando a arrestar en flagrancia al distribuidor de las tabletas. En la operación sorpresa fue aprehendido Roberto Pool B. Ch. quienes guardaron silencio en sus declaraciones pero luego aceptaron someterse a un procedimiento abreviado y asumir la mínima pena de tres años de presidió por venta ilegal de fármacos.

 Se manejan en redes. La fiscal Delmy Guzmpan Roda dijo que la distribución de este tipo de fármaco sin receta es bastante peligroso sin una orientación médica adecuada. "Estas tabletas se las encuentra sin ningún tipo de restrinciones en las redes sociales donde las ofertas como si se tratara alimentos", afirmó. En el caso particular de la pareja involucrada en el aborto provocado, ambos argumentaron que cuando se enteraron del embarazo, priorizaron su futuro y lo dificultoso que iba significar para los jóvenes concebir una criatura a su corta edad. Es así, que el enamorado antes de asumir la determinación ingresó al internet para orientarse cómo podía interrumpir el embarazo de su enamorada. La muchacha declaró que aceptó tomar las tabletas abortivas convencida que el nacimiento de su bebé significaría un perjuicio en sus estudios y no quería defraudar a sus padres. Inicialmente cuando acudió a un centro con dolores luego de haber ingerido la tableta, el galeno le informó que necesitaba un médico porque estaba en proceso de aborto y requería ser sometida a una cirugía, pero la operación en la clínica le iba a costar 1.000 bolivianos.

4 Bolivianos
tiene el costo de cada tableta en el vecino país de Brasil.

Su ingesta debe hacerse bajo control de un médico

El fármaco se dispensa a las mujeres que desean interrumpir su embarazo. Sin embargo, su ingesta sin el control de un ginecólogo puede conllevar efectos secundarios de carácter grave. "Dolor abdominal, dispepsia, vómitos hemorragia digestiva o difagia; ansiedad, depresión, nerviosismo o confusión; edema hipotensión arterial o arritmias en casos puntuales; bronquitis o neumonía; y hemorragia vaginal entre otros.