Siguenos en:
Domingo
 13 de Octubre de 2019
Dia 7
El mercurio en el ojo de la tormenta
Apunte. Mitigar el impacto ambiental demanda, dicen los expertos, entre 30 a 50 años. El daño incalculable es a la salud humana, cuyo uso no tiene control
Domingo,  22 de Septiembre, 2019
El-mercurio-en-el-ojo-de-la-tormenta

Por la contaminación con mercurio en en el Madre de Dios, no podemos pescar y menos consumir un Pacú o un Surubí", afirma Federico Limpias, que toda su vida lo dedicó al cuidado de la selva junto al pueblo Tacana II.  La explotación del oro aluvial, en una práctica netamente artesanal, rústica y en su mayoría ilegal, utiliza el mercurio.  El mercurio se usa para separar y extraer el oro de las rocas o piedras y en los ríos de los sedimentos, en las que se encuentra.

Desde el 2018, en Colombia el mercurio fue prohibido por ser el metal pesado mas tóxico para la salud humana.  En dicho país la utilización llegó a 14 gramos para lograr un gramo de oro. 

A partir de abril, Perú, con la 'operación mercurio', viene llevando adelante politicas primero para erradicar la minería ilegal, otro para erradicar el uso del mercurio en la minería y luego iniciar un plan de reforestación de bosque y selva.  

"Definitivamente está catalogado, como el enemigo público de la salud a nivel mundial, por eso tenemos la Convención de Minamata (Japón)", precisa Cesar Ascorra, Director del Centro de Innovación Científica Amazónica (CINCIA) del Perú.

"Básicamente todas las células son susceptibles al mercurio, más aún las células nerviosas", describe el Jesús Olivero Berbel, científico colombiano. Además menciona que los blancos principales del mercurio son los fetos, porque tienen el sistema nervioso apenas en desarrollo. Luego vienen los niños pequeños, los adolescentes y en menor grado los adultos. 

"El mercurio interviene en el proceso de desarrollo y maduración del sistema nervioso. Mientras más joven la persona el efecto del mercurio es mucho mayor. Puede provocar malformaciones", precisa.

Ambos, expertos en contacto con El Día, señalan que los directos afectados son los que operan en la explotación del oro, luego las comunidades indígena campesinas de la zona donde se explota oro, como efecto de la contaminación de sus ríos, el consumos de peces, entre otros aspectos.

Una realidad incontrastable. Un estudio publicado en septiembre del 2016 por parte del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia y WWF Bolivia, dio cuenta que el país, por entonces, ya era el segundo mayor emisor de mercurio en Latinoamérica por minería de oro. 

A  partir de entonces, no se tiene mayor información; en tanto la explotación del oro aluvial se ha extendido no solo en la zona del río Madre de Dios sino con las nuevas operaciones de dudosa procedencia de barcazas  y dragas Chinas y Colombianas en los afluentes del río Beni en la zona aurífera de La Paz. 

Oscar Campanini, Director del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), en contacto con El Día, como un adelanto del estudio que aún está por concluir y ser entregado en los próximos días, reveló en las últimas horas que la situación es aún más preocupante.  "El 25% del mercurio que se produce en el mundo viene a Bolivia, es decir que la cuarta parte de lo que se comercializa viene de México a Bolivia", afirmó. El estudio será presentado en los próximos dos meses. "Aún estamos estableciendo cómo y quiénes lo hacen", enfatizó.

En ese ámbito, Campanini alertó que en la minería aurífera del país el nivel de recuperación del mercurio es muy bajo, debido al escaso proceso tecnológico que  pemite recuperar mercurio luego de que la amalgama con el oro ha sido sometido a temperaturas mayores a 22 grados para extraer el metal precioso. "La amalgama se somete a una temperatura por encima de los 22 grados, lo que permite extraer oro y el mercurio se evapora. En tanto ese vapor se somete a frío y se recupera el mercurio. Ese proceso es muy bajo o inexistente. Por tanto la contaminación no tiene límites", señaló. 

Panorama de un siglo relativo al mercurio

Definitivo. El uso del mercurio, es inherente no solo a la actividad ilegal, sino a la minería aluvial del oro, indistintamente los países donde se explota. El problema mayor, es cómo se comercializa el mercurio y por donde ingresa y quién controla su mercialización, su uso en la minería y la mitigación ambiental.

Hecho. El uso del mercurio en la minería no es nuevo. El peor caso en el mundo de envenenamiento masivo por mercurio ocurrió en Japón a principio del siglo XX. Los síntomas aparecieron gradualmente en la localidad de pescadores de Minamata. Al principio, señala un reporte de BBC Mundo, nadie podía explicar la razón por la cual la gente empezó a arrastrar las palabras cuando hablaba, o por qué se caían cuando caminaban. 

Convenio. Ese hecho derivó el 10 de octubre de 2013 en el Convenio de Minamata sobre el Mercurio. Se trata de un tratado mundial para proteger la salud humana y el medio ambiente de los efectos adversos del mercurio. Ascorra señala, que en el fondo, lo que los gobiernos deben encarar es erradicar la utilización del mercurio en la explotación del oro. "Depende de las decisiones políticas de los gobiernos y l os Estados de cada país".

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día