Siguenos en:
Lunes
 17 de Febrero de 2020
Editorial
Editorial
El invalorable apoyo internacional
Miércoles,  12  de Febrero, 2020
El-invalorable-apoyo-internacional

El presidente norteamericano Donald Trump ha superado una de las pruebas más difíciles, que ni siquiera Nixon o Clinton quisieron enfrentar. El tan esperado juicio político que daba por descontada su destitución del cargo, quedó en nada por decisión del Senado y con esta victoria las élites estadounidenses no dudan de su reelección, mucho más cuando no hay un adversario de peso que pueda impedírselo en las urnas el noviembre de este año.

La decisión de los senadores casi coincidió con la visita del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó a Washington, donde fue recibido por Trump con todos los honores que se le hacen a un jefe de estado. Con ese gesto, la Casa Blanca ratificó el fuerte interés que tiene sobre el futuro de Venezuela y eliminó cualquier especulación en sentido contrario.

Tras un largo periodo de desvinculación de Estados Unidos con los asuntos latinoamericanos, el reto de devolverle la democracia a Venezuela, se convirtió en el punto de entrada de una nueva era en las relaciones con la región y la continuidad de Trump en el poder no hace más que presagiar que ese interés no solo puede continuar, sino intensificarse, al punto de que puede ser uno de los temas clave de la campaña electoral del republicano.

En los círculos cercanos al presidente Trump se comenta que el tema venezolano es prácticamente una obsesión y conociendo la tenacidad que lo caracteriza, no descansará hasta conseguir el objetivo de sacar del poder al dictador Nicolás Maduro. El desafío es conseguirlo sin la intervención militar y sin el derramamiento de sangre, como ocurrió en Bolivia, donde el proceso de democratización ha recibido un fuerte espaldarazo desde Washington, cuya presión a México y posteriormente a Argentina ha sido evidente en sentido de impedir que Evo Morales se convierta en un factor de desestabilización. Precisamente, el reciente viaje del cocalero a Cuba puede ser efecto de esas acciones, que podrían llegar a mayores, tal como lo rebela el propio exmandatario boliviano cuando dice que quiere ser elegido senador para ponerse a buen recaudo frente al interés que pueda tener Estados Unidos de echarle el guante. Más que una expresión de temor, esa declaración ha sido prácticamente una confesión.

El hecho es que hay grandes estrategias geopolíticas que se juegan en América Latina y más allá de los desafectos que puedan ocasionarnos, la realidad es que de continuar la indiferencia de Estados Unidos frente a la región, nuestros países quedarán a expensas de rusos, chinos e iraníes, cuyos propósitos políticos, económicos y militares son inconfesables. La dictadura venezolana sobrevive justamente gracias al apoyo de esas potencias y Bolivia no hubiera transitado en los umbrales de la tiranía, del crimen organizado y el narcotráfico, de no haber sido por el mismo respaldo. La restauración democrática, sin duda alguna, requiere de aliados importantes en el exterior y Washington parece decidido a actuar en consecuencia.

Bolivia no hubiera transitado en los umbrales de la tiranía, del crimen organizado y el narcotráfico, de no haber sido por el mismo respaldo de Cuba, Venezuela o Rusia. La restauración democrática, sin duda alguna, requiere de aliados importantes en el exterior y Washington parece decidido a actuar en consecuencia.