Siguenos en:
Domingo
 24 de Enero de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Dos meses
Jueves,  14  de Enero, 2021
Dos-meses

El presidente Luis Arce ya se nota un poco más preocupado por lo que está ocurriendo en el país, tal vez por la noticia del contagio del ex presidente Morales. Hace una semana nomás, cuando estábamos por alcanzar cifras récords de infectados y muertos, él insistía en que la gente acuda a las hierbas y a los curanderos para aliviarse del Covid-19. Hoy recurre a cuanta vacuna le puedan ofrecer y asegura que su objetivo es inmunizar al 100 por ciento de los habitantes que estén en condiciones de recibir la inyección.

Pero el pinchazo tomará tiempo. Luis Arce ha pedido a la población que se aguante, que resista un par de meses más, hasta que lleguen las vacunas que ya se están colocando de forma masiva en todo mundo, pues sabemos que tanto los trámites como la movilización para adquirir ese material comenzó el año pasado, tal como pasó en Bolivia, según lo confirmó la ONU.
 
Desde que asumió el poder, Arce se hizo el desentendido con la pandemia. Se dedicó a atacar a su antecesora, a culparla de todos los males del país y hacer toda clase de pronósticos apocalípticos sobre la economía, haciendo saber que él es todo un experto en la materia y que es un maestro haciendo diagnósticos.
 
Pero hasta el más cándido de los políticos sabe que desde que apareció esta terrible peste en el mundo, cuidar la salud de la población se ha vuelto sinónimo de gobernar. Los presidentes, reyes, caudillos, jefes o cualquier otro que tenga a su cargo un mínimo de responsabilidad, saben que hoy por hoy no tienen otra cosa qué hacer que luchar contra la pandemia, pues atender la salud es también economía, es política, es educación, es desafío social, es lucha contra la pobreza y todo lo que involucra administración pública. El que quiere mirar para otro lado pierde y mucho más cuando se lo hace con un mezquino cálculo político, con un enfoque enfermizo como el de Evo Morales que sintió que el virus no lo podía tocar, que era invencible y que eso del barbijo y el alcohol en gel es para los débiles.
 
Arce ya perdió más de dos meses y quiere dos meses más. Cree que la vacuna será un acto de magia, algo así como cerrarle la llave a una cañería. En el tiempo que ya desperdició ha conseguido batir un récord que le tomó cinco meses alcanzar a Jeanine Añez y, si seguimos así, en poco tiempo no habrá cuerpo que aguante, no habrá economía que quede en pie y no habrá a quién vacunar, porque todos estaremos enfermos o muertos.
 
Ni siquiera esta realidad tan dolorosa conmueve al presidente, que no deja de seguir la filosofía de su jefe, de no mezclarse con los problemas cotidianos de la gente, porque pueden volcarse en contra de su imagen. Así ocurrió con las inundaciones, con los incendios y otros desastres. Hoy es momento de hacerse cargo del bulto y no pasárselo a las alcaldías, poner todo a disposición de los hospitales, de los médicos, de los pacientes y de la vida de los bolivianos.

Arce ya perdió más de dos meses y quiere dos meses más. Cree que la vacuna será un acto de magia, algo así como cerrarle la llave a una cañería. En el tiempo que ya desperdició ha conseguido batir un récord que le tomó cinco meses alcanzar a Jeanine Añez y, si seguimos así, en poco tiempo no habrá cuerpo que aguante, no habrá economía que quede en pie y no habrá a quién vacunar, porque todos estaremos enfermos o muertos.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día