Siguenos en:
Miércoles
 13 de Noviembre de 2019
Encuentro
Película: Mi Socio 2.0
Don Vito y Brillo, vuelven a las carreteras
Treinta y siete años después, la ansiada secuela de la inolvidable película de Paolo Agazzi comenzará a rodarse en los siguientes días
Lunes,  10 de Junio, 2019
Don-Vito-y-Brillo,-vuelven-a-las-carreteras

Los caminos de Bolivia; tierra, asfalto, piedras u hormigón; albergan kilómetros de historias para contar. Esta vez, esas huellas vuelven a inspirar el ansiado retorno de un relato nunca olvidado y siempre anhelado. El equipo liderado por el creador Paolo Agazzi se puso al volante y decidió arrancar con la filmación de una nueva versión de la icónica road movie boliviana: Mi Socio.

Una versión más "millenial". El pícaro don Vito (David Santalla), paradigma del joven enamoradizo y lleno de vida, recorrerá nuevamente las carreteras en compañía de Brillo (Gerardo Suárez) ese niño que le enseñó a conocer un sentimiento inesperado: la paternidad, y que ahora, con más de 40 años encima, tiene otras experiencias de vida para compartir con su inesperado protector, según destaca Agazzi.

“A 37 años de la presentación de esta cinta, los bolivianos estamos a punto de conocer la versión más millenial de la obra. Mi Socio 2.0 rescata a estos dos personajes bolivianos, quizás con canas y algo de grasita en la cintura, pero aún intensos”, acota el creativo. Desde esa peculiar forma de ver la vida, la película mostrará cómo es el mundo de las nuevas generaciones, adictas a la tecnología, pero siempre dispuestas a compartir afectos.

Reencuentro. Una de las nuevas protagonistas es una muchacha ligada, en la fantasía, por lazos indestructibles de consanguineidad con uno de los actores. Este papel ha sido encomendado a Romaneth Hidalgo, comunicadora cruceña. Esta atípica familia permitirá disfrutar de un reencuentro ansiado por el público boliviano desde hace casi cuatro décadas. La historia no arranca dónde se quedó la última. Al contrario, muestra que la vida pasa y, aunque los caminos sigan ahí, se transforman para albergar más rostros, más experiencias y más aventuras que vale la pena conocer.

Por ahora, “están invitados a esta cita con la nostalgia y a unirse a la creación de un nuevo espectáculo que, queremos, marque un nuevo hito en la historia del cine boliviano”, concluye Agazzi. ¡Nos vemos en el cine!.