Siguenos en:
Martes
 20 de Agosto de 2019
Editorial
Editorial
Cuestión de vida o muerte
Sábado,  10 de Agosto, 2019
Cuestion-de--vida-o-muerte

La práctica de la responsabilidad social empresarial está marcando una tendencia que los actores empresariales vienen asumiendo con cada vez mayor consistencia por la propia exigencia de la coyuntura histórica y la sociedad. Esta contribución activa y voluntaria al mejoramiento social y ambiental por parte de las empresas, se ha erigido en un referente de la imagen empresarial y de su propia sobrevivencia no solo en el país, sino también en la región latinoamericana. Conviene señalar que los expertos sobre el tema han calificado a la responsabilidad social empresarial -o inversión socialmente responsable- como una inédita cuestión de “vida o muerte” para las empresas, no solo para las grandes sino también para las medianas y las pequeñas empresas.
 
Se trata, básicamente, del desarrollo y de acciones empresariales relacionadas con aspectos de sustentabilidad y colaboración social con impacto, ya sea de corto, mediano o largo plazo, con el propósito de mejorar la situación de las propias empresas. En la última década el concepto de responsabilidad social empresarial ha pasado, como un avance, de aspectos de altruismo y responsabilidad social corporativa hacia una temática más completa de sostenibilidad. En primer término, se ha puesto atención al medioambiente, pero rápidamente se está dirigiendo las acciones a otros aspectos sociales más amplios y sostenibles como las esferas productivas y las empresariales. Esto significa inversión, con buen criterio y con el mayor impacto social posible.
 
Si se toma en cuenta que en México casi el ochenta por ciento de las grandes compañías realiza estas prácticas con presupuestos definidos, no extraña que sus empresas medianas y pequeñas hayan seguido estas líneas, pero con menos recursos. Hoy por hoy se han convertido en la punta de lanza de la responsabilidad social empresarial en Latinoamérica. En Bolivia las empresas petroleras han sido las pioneras de la responsabilidad social empresarial, marcando las pautas desde hace quince años. En la actualidad, las instituciones financieras han tomado la delantera con otras novedosas iniciativas, además de la ´preservación del medio ambiente. En tal situación, resulta sensato señalar que ha sido una actividad casi inadvertida pero, por paradoja, creciente.
 
Además, resalta lo que hacen los ingenios azucareros. En todo caso, salta a la vista que más que la inversión, ahora importa el impacto y valor que pueda dejar esta actividad en el lugar de la acción y en la sociedad. Estas prácticas exitosas de responsabilidad social empresarial, tanto en las grandes empresas como en las pymes, han configurado una filosofía capaz de erigirse en un pilar importante para la sostenibilidad de los negocios. El hecho que en la actualidad se están ejecutando alrededor de treinta proyectos de responsabilidad social empresarial en los ámbitos de desarrollo social, dinamismo económico, desarrollo institucional y medio ambiente, dice mucho sobre la importancia que para las empresas va cobrando el impacto de la responsabilidad social.
 
Ya no se trata de acciones de simple filantropía, que todavía realizan por la carencia de sistemas de gestión bien definidos. La creciente toma de conciencia en el impacto de sus negocios hacia aspectos sociales y medioambientales requiere que todavía se siga incentivando a las empresas de todo tamaño al desarrollo de esos sistemas de gestión. Al menos esa es la conclusión del estudio de la situación actual y potencial de las prácticas de responsabilidad social empresarial que ha realizado el Instituto Boliviano de Comercio Exterior por encargo de la agencia japonesa JICA, en el entendido que se trata de un asunto fundamental para el sector empresarial, tan exigido pero también visionario en un escenario con insuficiente seguridad para la inversión.

El creciente número de proyectos de responsabilidad social empresarial que se ejecutan en los ámbitos de desarrollo social, dinamismo económico, desarrollo institucional y medio ambiente, dice mucho sobre la importancia de esta actividad voluntaria empresarial con impacto social.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día