Siguenos en:
Jueves
 23 de Enero de 2020
Internacional
Primarias en EE.UU
Clinton y Trump se afianzan pese a derrota del republicano en Ohio
Miércoles,  16 de Marzo, 2016
Clinton-y-Trump-se-afianzan-pese-a-derrota-del-republicano-en-Ohio

El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton se impusieron en la mayoría de elecciones primarias celebradas este martes en Estados Unidos.

Trump logró la victoria en Florida, Illinois y Carolina del Norte, y sufrió su único revés de la noche a manos de John Kasich en Ohio, una derrota que le da vida a la carrera republicana por la nominación de cara a las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre.

El triunfo del multimillonario en Florida precipitó la decisión del candidato de origen cubano Marco Rubio de suspender su campaña.

Los analistas consideraban que Rubio debía ganar las primarias de su estado natal para mantenerse a flote en la contienda republicana, algo que no sucedió. 

"No es el plan de Dios que sea presidente en 2016 o quizá nunca", dijo el senador de Florida de 44 años.

Las elecciones de este martes eran clave dentro del extenso calendario de las primarias republicanas, pues el ganador en Florida y Ohio se llevaba todos los delegados en juego en esos estados.

En el bando demócrata, con sus victorias frente a Bernie Sanders en Florida, Ohio, Illinois y Carolina del Norte, Hillary Clinton sigue con paso firme en el camino para ser la aspirante de su partido a la Casa Blanca.

En Ohio el que consiguió la victoria en el bando republicano no fue Trump, sino John Kasich, actual gobernador del estado.

De esta manera Kasich logró frenar, aunque sea temporalmente, el avance triunfal hacia la nominación del magnate neoyorquino.

Kasich es visto por muchos republicanos como una alternativa a Trump, a pesar de su mal desempeño en las primarias celebradas hasta la fecha. El gobernador de Ohio sólo ha logrado la victoria en su estado.

 

El propio Kasich no ha descartado que sus compañeros lo voten finalmente como candidato del partido para las presidenciales en caso de que en julio, mes en que se realiza la convención republicana, Trump no haya llegado los 1.237 delegados necesarios para lograr automáticamente la nominación.