Siguenos en:
Martes
 11 de Agosto de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Cálculos y encuestas
Lunes,  20 de Julio, 2020
Calculos-y-encuestas-

La política en Bolivia es ciega, no conoce la realidad. Siempre ha actuado de espaldas a la gente; nunca ha enfrentado los problemas estructurales. El único cable a tierra que tienen los políticos son las encuestas, una herramienta que de por sí es poco confiable y mucho más cuando los interesados formulan las preguntas para auto complacerse. 

El candidato del MAS, Luis Arce Catacora cayó en el error de difundir los resultados de una encuesta porque no tiene otra forma de convencer de que está ganando la batalla para recobrar el poder y que le están dando resultados las estrategias criminales y terroristas que usa todos los días en distintos puntos del país.

Aplicar la ley sería lo más lógico y es seguro que si se hace una encuesta en este momento, la mayor parte de la población estará de acuerdo con inhabilitar al postulante masista y quitarle la personería jurídica al partido del cocalero. Es más, aparentemente existe un consenso generalizado de que se debe cerrar el Congreso y mandar a sus casas a los parlamentarios que están obstruyendo la lucha contra el Covid y que impiden la recuperación económica del país. Hay una necesidad apremiante de “dinamitar” el aparato delincuencial que sigue operando con la fachada de una organización política que insiste en montar una dictadura en Bolivia.

Si lo miramos al revés, veremos que al MAS no le alcanzaron 14 años y todos los recursos económicos, políticos y judiciales, toda la persecución y las maniobras para destruir el espíritu democrático de una nación que se mantuvo en resistencia silenciosa, que aprovechó cada oportunidad para repeler el autoritarismo y que finalmente dio el zarpazo inesperado por el régimen gobernante, que se quedó sin capacidad de reacción y no tuvo más remedio que claudicar y tocar la retirada.

Parece obvio que al MAS hay que tratarlo de la misma forma, darle de su propia medicina, usar la guillotina que ellos mismos crearon para cortarle la cabeza, pero estamos ante un adversario más hábil que el Covid, que se mimetiza, que cambia de identidad y que usará cada acción en su contra para victimizarse y recobrar la fuerza del pasado. Sin embargo, existe una gran diferencia entre la lucha que se libró a favor de la democracia durante casi tres lustros y lo que está haciendo el MAS para volver al saqueo. En primer lugar, la gesta de octubre fue ciento por ciento ciudadana y pacífica. Se valió del cabildo, de la protesta no violenta y del sacrificio voluntario de millones de habitantes, mientras que el masismo hace todo lo contrario. Manipula, miente, extorsiona, usa el terrorismo y el atentado a la salud pública para generar pánico en la población.

Con el MAS son inútiles los cálculos políticos, las percepciones de alguno u otro avispado que cree tener todas las respuestas, las estrategias de gabinete o las fórmulas que se obtienen a partir de encuestas y sondeos de opinión. Ni siquiera la ley es suficiente y tampoco las próximas elecciones serán la respuesta definitiva para el repliegue de los forajidos, el equivalente a la mala hierba, que requiere de un tratamiento permanente  y minucioso.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día