Siguenos en:
Domingo
 8 de Diciembre de 2019
Deportes
Eurocopa 2016
Bale guía a Gales a los octavos de final
La selección galesa triunfó 3 a 0 sobre Rusia
Lunes,  20 de Junio, 2016
Bale-guia-a-Gales-a-los-octavos-de-final-
Ref. Fotografia: Jugadores de Gales festejan el triunfo sobre Rusia

La selección de Gales logró un histórico pase a octavos de final de la Eurocopa 2016, este lunes en Toulouse en el cierre del grupo B, con una goleada 3-0 a Rusia, que se marchó del torneo dejando únicamente como recuerdo los actos vandálicos de sus hinchas.

Los Dragones, como se lo conoce al combinado de este país, sellaron su pase con tantos del volante Aaron Ramsey (11), del lateral izquierdo Neil Taylor (20), y Gareth Bale (67). "Es realmente fantástico. Sabíamos que todo estaba a nuestro alcance, que teníamos que buscarlo. Fue lo que nos dijimos y lo que hicimos", dijo Bale, subrayando que ha sido "nuestro mejor partido desde que estoy aquí". Con este resultado los galeses finalizaron primeros en este grupo, mientras que Rusia quedo cuarto, con un solo punto y un enorme fracaso a cuestas de cara a “su” Mundial en 2018.

Al terminar primero, Gales chocará en segunda fase ante al mejor tercero de las llaves A (Albania), C (por ahora Irlanda del Norte) o D (hasta hoy República Checa).

Al inicio del encuentro el cuadro gales, dirigido por Chris Coleman, arrancó con todo y puso a la escuadra rusa contra las cuerdas; cuando Bale, autor de tres tantos en el torneo y nuevo goleador de la Eurocopa, avisó con un bombazo que desvió el portero Igor Akinfeev.

Poco después, a los 11, llegó el primer tanto; cuando Joe Allen metió un pase quirúrgico para Ramsey, quien se le picó a Akinfeev para el 1-0.

Luego, en el minuto 20, Taylor dejó groggy a los rusos al pescar un pase involuntario hacia atrás de un defensa, cuando Bale atacaba, y en el mano a mano disparó al pecho del portero, pero el rebote le cayó y libre la mandó al fondo de la red.

Para la segunda parte, Bale volvió a verle la cara a Akinfeev, ya gran figura de la noche, pero el ruso le cerró enseguida y lo dejó sin espacios para marcar el tercero.

Pero el jugador del Real Madrid, buscó tanto que al final tuvo su premio en el minuto 67, con un toque suave de cachetada ante el portero, después de pase de Ramsey, la otra gran figura de los Dragones que terminaron bailando a los rusos.

El último gol fue el golpe de nocaut que afirmó el espíritu de una Gales convincente, que no llegaba a una instancia similar desde el Mundial de Suecia en 1958. Algo a lo que ni siquiera se había acercado en las últimas décadas con astros del calibre de Ian Rush o Ryan Giggs. Y tal vez la respuesta es que ahora no tiene una estrella, sino un superhéroe llamado Gareth Bale.