Siguenos en:
Jueves
 5 de Diciembre de 2019
Policial
Estranguló a su pareja en su habitación
Asesino dejó una carta para hacer creer suicidio
Feminicidio. El autor del crimen fue detenido por la Felcv cuando sufragaba.
Miércoles,  23 de Octubre, 2019
Asesino-dejo-una-carta-para-hacer-creer-suicidio
Ref. Fotografia: Crimen. Sebastián se declaró autor confeso del feminicidio de su pareja a quien estranguló.

Me quitó la vida porque le fui infiel a mi enamorado", decía parte de la carta escrita a mano que dejó Sebastián Pinto Aguilera en la escena del crimen, para hacer creer a la Policía que su enamorada Rosicela Marca Rivera decidió quitarse la vida suicidándose. Sin embargo, el crimen no encuadraba en la investigación porque la habitación del barrio Suárez en el Plan Tres Mil donde fue encontrada la mujer, estaba cerrada por fuera descartando la teoría que se trate de un suicidio y se confirme un feminicidio. El hombre después de aceptar haber matado a su pareja se sometió a un procedimiento abreviado por el cual fue condenado a 30 años.

Desconocían de su relación. Las amigas de Rosicela solo pueden dar fe de la relación amorosa que llevaba con Sebastián quien era visto de manera esporádica aparecer en el trabajo de la joven de 24 años. La mujer fue encontrada este fin de semana sin vida estrangulada en el interior de su habitación que alquilaba. 

Su hermano Leodán Marca dijo que jamás conocieron a Sebastián y desconocían de la relación que ambos sostenían porque Rosicela nunca comentó que había alguien en su vida.

El familiar contó que ella muy joven decidió alejarse de su familia y buscarse trabajo para mantenerse y abandonó la vivienda de sus padres de la localidad La Esperanza (municipio de Okinawa) para venirse a Santa Cruz. 

En la ciudad se encontraba trabajando en una tienda de zapatos.

“Ninguno de mis cuatro hermano sabíamos de esta relación que la llevó a su muerte y tampoco conocíamos porque nunca lo presentó ni lo mencionó”, expresó Leodan.

No acudió a votar. Este domingo 20 de octubre, sus familiares la esperaban en la localidad La Esperanza para emitir su voto en el municipio de Okinawa, lugar donde estaba inscrita pero nunca llegó.

 Su hermano manifestó que comenzaron a llamarla pero su teléfono solía dejar mensaje y estaba apagado, sin sospechar que Rosicela ya estaba muerta.

En horas de la tarde una llamada amargó a la familia cuando un uniformado de la Felcv del Plan Tres Mil le comunicó que su hermana fue asesinada y necesitaban la presencia de algún familiar para hacer recoger su cadáver.

La información que se tiene del hecho de sangre, que ambos discutieron el fin de semana en su habitación. Sebastián fue echado del cuarto por Rosicela y le dijo que no lo buscara nunca. El hombre declaró que días antes había entregado 180 bolivianos de sus ganancias a la víctima para comprar víveres. El feminicida antes de abandonar el cuarto le pidió que le devolviera su dinero y comenzaron a discutir ambos. El asesino dijo que la agarró del cuello hasta quitarle la respiración y dejarla inconciente. 

Agentes del Departamento de Inteligencia Criminal (DIC) de la Felcv detuvieron a Sebastián en unidad educativa del municipio de Cotoca, donde acudió a emitir su voto.

30 Años
de cárcel fue condenado Sebastián Pinto tras aceptar su culpa.

Clarin/Argentina eldia@eldia.com.bo