Siguenos en:
Viernes
 13 de Diciembre de 2019
Nacional
Amalia Pando se siente amenazada por el Gobierno y pide protección a la CIDH
La connotada periodista dijo que las instancias nacionales no garantizan el respeto a las leyes, pese al mandato constitucional, por esa razón dijo que acudió a una instancia internacional.
Lunes,  20 de Junio, 2016
Amalia-Pando-se-siente-amenazada-por-el-Gobierno-y-pide-proteccion-a-la-CIDH
Ref. Fotografia: Periodista, Amalia Pando recurre a la CIDH.

Amalia Pando con 35 años de trayectoria en el periodismo, reveló que se siente "amenazada" de ser enviada a la cárcel por el Gobierno, tras las advertencias lanzadas por el vicepresidente Álvaro García Linera y el ministro Juan Ramón Quintana, por esta razón pidió protección a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con sede en Washington.

"He pedido protección a la CIDH que depende de la Organización de Estados Americanos, he pedido protección en mi labor periodística, no sé si me la concedan, pero creo que es un derecho que tengo ante la cadena de amenazas del Gobierno, amenazas de procesarnos y meternos presos", dijo Pando, una de las connotadas periodistas del país.

La solicitud fue planteada por Pando, pero también está firmada por Roxana Lizárraga coordinadora de su programa Cabildeo y el presentador de televisión Carlos Valverde quien fue el primero en lanzar la información de la relación entre el presidente Evo Morales y Gabriela Zapata de la que hubiera nacido un niño del que no se sabe con precisión si murió o no existe.

Primero el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana tildó como "un cártel de la mentira" a ANF, Erbol, Página Siete y El Deber, pero también identificó a periodistas como Pando, Andrés Gómez y Carlos Valverde. La semana pasada el Vicepresidente advirtió que no habrá perdón para quienes mantuvieron la mentira y amenazó con cárcel. Las asociaciones de periodistas rechazaron estas acusaciones y amenazas.

Pando aseveró que no dejará el país como lo hicieron Wilson García, sobre quien existe una demanda del ministro Quintana y Carlos Valverde que se encuentra en la Argentina. "Yo no me iré, aquí estaré, pero me siento amenazada como Wilson y Carlos y como muchos periodistas que todos los días cubrimos bajo la amenaza de ser detenidos, amenazas que son públicas de dos personeros de los más poderosos el ministro de la Presidencia y el Vicepresidente", sostuvo en su programa de este lunes que se difunde por radio Líder.

La periodista se mostró esperanzada por la decisión que pudiera dictar la CIDH, solo con el objetivo de "alejar el peligro" que cierne sobre la labor periodística, teme porque se intente involucrar a los periodistas a través de los detenidos "el Gobierno puede utilizar a algunos de los detenidos que a cambio de su libertad puedan emitir una acusación en contra nuestra, involucrándonos en actividades de conspiración y las cosas que el Gobierno puede inventar par involucrarnos en algún delito penal y no de prensa", insistió.

Reprochó que el Gobierno considere "un delito" toda investigación que afecte la imagen del presidente Evo Morales y de su administración gubernamental. "Para el Gobierno la libertad de expresión es un delito, cualquier cosa que afecte la imagen del Presidente y del Gobierno", dijo.

Explicó de las razones de por qué decidió pedir protección a la CIDH, debido a que en su criterio las instancias nacionales no ofrecen las garantías para hacer respetar los derechos de las personas y de los periodistas.

"Es evidente que las instancias nacionales no solo la Policía, no solo la Fiscalía que debería ser un ente independiente pero se ha constado que a través del Fiscal General del Estado es el aparato represor, pero también los jueces, no hay juez que no pueda plantarse ante el Gobierno. Todos los jueces le tiemblan al Gobierno y hacen lo que él quiere", denunció la periodista.

Dijo que si al Gobierno "se le ocurre meternos presos pues lo va a hacer. ¿De dónde viene el temor? Un temor que deriva en recurrir a una Corte Internacional para pedir protección legal, porque nuestro propio sistema no nos lo puede dar. La Constitución me protege, pero ningún juez puede hacer cumplir la Ley. Entonces, tenemos que recurrir a una CIDH", afirmó.

Pando comentó que el caso Zapata adquirió relevancia periodística por las dos betas de interés del pueblo boliviano respecto a los presuntos hechos de corrupción y de tráfico de influencias, que difícilmente -cree- serán investigados en esta administración gubernamental.

Precisó que en esta historia donde "todo sigue siendo presumiblemente" ya que la verdad de los hechos no ha logrado conocerse, los únicos protagonistas fueron el presidente Morales y su expareja Zapata, quien fue gerente comercial de la empresa china CAMC que se adjudicó en contratos más de 500 millones de dólares.