Siguenos en:
Viernes
 15 de Noviembre de 2019
Dia 7
'Vamos a potenciar destinos turísticos'
Sergio de Urioste. Presidente Ejecutivo de la Aerolínea Amaszonas. En contacto con El Día, hace un balance a sus 20 años de actividad.
Domingo,  6 de Octubre, 2019
-Vamos-a-potenciar-destinos-turisticos-

De empezar el 2009 con un Cessna Gran Caravan, un avión monomotor de 12 plaza, a volar los cielos de Bolivia con un  Bombardier CRJ-200, con capacidad para 50 pasajeros, transcurrieron dos décadas para Amaszonas Bolivia. Ahora, al cumplir 20 años de vida, la línea aérea privada nacional, apuesta a una inversión de 8 millones de dólares para renovar en parte su flota de aviones con seis aeronaves de la firma Embraer 190, un jet con capacidad para 112 pasajeros. . 

Sergio De Urioste, presidente de Amaszonas, en entrevista con El Día, da cuenta de las dos décadas de vida de su empresa, el comportamiento del mercado aeronautico comercial y las proyecciones futuras en un contexto donde el sector nunca deja de crecer.

P. ¿Cómo creció Amaszonas en estos 20 años?
S.U.:  Empezamos con un avión de 12 plazas, sobre todo uniendo al Beni y todo desde La Paz. Por entonces había una empresa denominada Save, con aviones turbo hélices pero con dos motores. Luego incorporamos, los Metroliner modelo 227 DC, esos lapicitos turbo hélices de 19 plazas. Y desde junio de 2012 trajimos los Bombariers CRJ-100 y 200 incorporando hasta la fecha ocho aviones, consistente en Jet de 50 plazas, desplazando nuestras rutas a nichos de mercado pequeños, en zonas no atendidas del país.
   
P. Pero, ¿cual fue el secreto para crecer?
S.U.: La puntualidad. Al principio nos costó mucho acostumbrar a los pasajeros a la puntualidad de los vuelos, de poblaciones benianas como San Borja, Trinidad, Riberalta. Es que la gente estaba habituada a esperar que el avión aterrice, recién se preparaba para viajar. Eso generaba contratiempos, dado que dejabamos pasajeros. Entonces, la puntualidad fue nuestro punto de partida como empresa, dado que eso nos generaba confianza, seguridad y a nosotros nos daba la señal que todo el engranaje funciona a la perfección. Ese proceso fue rápido y empezamos a crecer y abrirnos al mercado cada vez más.  

P. ¿Con el plan de cambio de flota? ¿Cuantos aviones serán incorporados?
S.U.: Es evidente. Tenemos un pedido de seis aviones. Hace mas de un mes nos ha llegaro el primer avión Embraer-190, de 112 plazas. Si bien es fabricado en Brasil, pero los repuestos y los demás componentes aviónicos no necesariamente es de la industria brasileña; son americanos y europeos. El resto, esperamos completar hasta los  primeros meses del próximo año, febrero es el tiempo límite, dentro un plan que lo estamos ejecutando hace un año, en un cronograma que va por fases.

P. ¿Con esos aviones volarán las mismas rutas? 
S.U.: Son las mismas rutas. La novedad está que empezaremos a armar el Hub Santa Cruz. Vamos ha ampliar e incoporar otras nuevas rutas con Santa Cruz-Río de Janeiro (Brasil) desde este fin de año, otro Santa Cruz-Foz de Iguazú (Paraguay). La ruta La Paz-Cuzco, lo vamos desarrollar también desde Santa Cruz, lo mismo lo haremos desde Viru Viru a Iquique. El objetivo es potenciar y armar el anhelo del Hub Viru Viru, que hace cinco años he empezado con la propuesta. Y a nivel nacional hemos abierto el destino Santa Cruz-Chimoré-Cochabamba, promoviendo el turismo, inherente al fin de semana y en un trabajo intenso de coordinación local con los hoteleros y los municipios.

P. El gobierno, en los últimos años ha construido aeropuertos. ¿Qué hacer para  dinamizar el turismo?
S.U.: Es verdad, el presidente Evo Morales, a lo largo de estos años ha hecho aeropuertos, eso para nosotros es muy positivo. Yo que estoy en la industria aeronáutica, definitivamente tengo que agradecer por eso. Entonces, lo que a nosotros nos exige es llegar a todos esos destinos como Monteagudo, Copacabana, San Ignacio de Velasco, llegar a todos esos lugares. Tenemos un plan para retomar como el caso de San Ignacio de Velasco, donde hemos intentado dos veces, pero faltó una coordinación con los gobiernos locales. Nuestro objetivo es potenciar destinos turísticos.

P. ¿Cómo hacer para hacer operables todo esos sitios?
S.U.: Con la experiencia que tengo, en el exterior, las entidades locales, los gobiernos locales, se involucran e incluso apoyan con los operadores. Ellos apoyan al privado a que la línea área no sea la única que invierte en bien de todos. Por ejemplo, en el caso de San Ignacio de Velasco, el gobierno local nos puede aportar con los impuestos, ciertos incentivos y otros apalancamientos inherentes a la actividad del sector. Es la única manera de abrir nuevos nichos de mercado, con servicios adecuados y oportunos. En el caso de Foz de Iguazú, con nuestra presencia, están saltando de una pata y al mismo tiempo nos están dando ciertos incentivos. Eso ayuda y fortalece el mercado.

P. En Bolivia, el factor de ocupación no pasa del 60%. ¿Es sostenible incorporar aviones como el Embraer 190 con más número de plazas?
S.U.: Claro que sí. El mercado aerocomercial en Bolivia, ha estado creciendo entre un 8% y 7% annual. Incluso, las áreas no lo hemos sentido la desaceleración económica, porque la inversión pública en distintos proyectos en el país, ha movilizado economía y con ello un movimiento incesante de pasajero. Eso nos ha favorecido bastante y el mercado ha estado creciendo. Además, socialmente la gente ha optado por volar que ir por tierra. Las líneas aéreas, hemos racionalizado el precio de los pasajes y más accesibles. Eso en conjunto ayuda a crecer de manera mutua, crecen las operadora y la población se beneficia de un buen servicio.