Siguenos en:
Viernes
 15 de Noviembre de 2019
Dia 7
'Arreglar el problema de incendios demorará 250 años'
Clima electoral. Experto colombiano cuestiona el porcentaje de indecisos para las elecciones generales y observa a candidatos.
Domingo,  13 de Octubre, 2019
-Arreglar-el-problema-de-incendios--demorara-250-anos-

En su visita al país, el experto en comunicación y gestión de crisis, Jorge Aguilera, conversó con El Día sobre el ambiente electoral que se vive en el país y sobre las situaciones que enfrentan los candidatos que están en carrera electoral.

Sin embargo, una de sus opiniones que más llamó la atención a Día 7 fue la comparación que hizo de los incendios forestales en la Chiquitanía con el desastre nuclear de Chernóbil en Ucrania y el impacto que tendrá ésto no sólo dentro del país sino con el resto del mundo que también se encuentra preocupado por los incendios en la región Chiquitana del país y la Amazonia en Brasil.

P. ¿Cual es la imagen de Bolivia en el exterior? 
J.A.: Bolivia está posesionada como el país que protege la naturaleza, el medio ambiente y con un enfoque de protección a los indígenas.

Pero esta situación de incendios, cambió la perspectiva. La población mundial dijo como ¿Qué paso?.

P. ¿Cuán afectada queda la imagen de Bolivia por los incendios? 
J.A.: Bolivia sale con un tema más como de descuido en el tema ambiental. Lo que se está viviendo en estos momentos, es el Chernóbil latinoamericano. 

P. ¿Cuál es la base de la comparación con lo vivido en Chernóbil? 
J.A.: Hay mucho parecido con los vivido en Chernóbil en tres situaciones puntuales.
La primera es la consecución de malas decisiones.

Chernóbil se presenta por una situación de malas decisiones y en Bolivia sucede lo mismo.

Aquí se hacen normas para generar deforestación, luego trasladan personas para generar temas agrarios y ellos generan incendios mediante los chaqueos incontrolables.

La segunda es la negación. En Chernóbil el director no daba crédito, no creía a los que le decían que el reactor estaba sin techo. Aquí sucedió lo mismo, no le dieron importancia a la gravedad y se profundiza el problema, pero cuando ya el tema empieza a salir al mundo se quieren tomar acciones. Eso provocó una demora en la situación del problema.

Lo tercero es el manejo de comunicación, con el mecanismo de intentar desvirtuar el tema para generar otros escenarios, aunque ya es tarde.

En Chernóbil, el Gobierno para no tener problemas políticos se demora en evacuar a las personas y finalmente terminan muriendo las personas. Aquí en Bolivia llama la atención que las personas que posiblemente armaron el incendio no los han retirado del lugar. Es decir que ya las lluvias han menguado y ellos se quedan ahí.

P. ¿Cómo se debe actuar en esta situación? 
J.A.: Ahí tal vez uno esperaría un tema justicia, un tema de corrección a lo que sucede en el territorio, pero viene ahí un componente muy particular y se trata de que si no es por la opinión pública internacional, pareciera presentarse un desinterés por el impacto ambiental. 

P. ¿Ve recuperación inmediata de la situación? 
J.A.: Arreglar el problema son mas de 250 años, para poder recuperar un daño tan grave.

Estamos hablando de millones de hectáreas quemadas y un millón de animales muertos.

Si para recuperar los millones de hectáreas hablamos de 250 años, entonces ¿En cuánto tiempo se va recuperar la capacidad de oxígeno de la zona?, ésta cifra es igual a la de Chernóbil.

Hay un documental sobre el científico que manejó Chernóbil, donde uno de los directivos le dice que se resuelva la situación antes del final de su mandato, y la respuesta fue que duraría 10 mil años. Yo creo que aquí va suceder lo mismo, presidente que entre o que se quede, no va a estar dentro de 250 años para ver si se recupero o no. 

P. ¿Cuál es el papel de la juventud? 
J.A.: Va tener un efecto particular.

El adulto ahora lo veo con una actitud inclusive irresponsable, por los incidentes con los incendios.

Ahora les toca a los jóvenes verificar que ambientes les dejan. Debe venir un cambio generacional muy importante.

P. ¿Los incendios van a incidir en las elecciones? 
J.A.: Estuve mirando las encuestas y veo que los incendios afectaron a los candidatos a todos.

Eso es un voto de castigo, significa que no ven responsable a los candidatos.

Me llama la atención el hecho de que exista un porcentaje alto de personas que no hayan decido su voto y no necesariamente sea que no lo han decidido, sino que no les convencen ninguno, no ven al candidato que refleje sus necesidades. Incluso vi una parte en donde el Gobierno se quejaba que lo atacaban algunos sectores, pero para lo que sucedió, los ataques creo que hubieran sido devastadores. Ese voto en blanco es una nueva oportunidad para nuevos candidatos, veo que estos candidatos no están leyendo la nuevas generaciones bolivianas que son ciudadanos horizontales y son los más difíciles de interpretar. 

P. ¿Ha tenido la oportunidad de ver como se están desarrollando las campañas? 
J.A.: Este es un tema más estadístico.

Evo es muy fuerte en las áreas rurales, creo que ahí será imbatible, la opción que tendrían en la oposición sería ir al voto de las grande ciudades.

Me sorprende que hay un mito en los jóvenes que critican mucho a Evo, que es la corrupción y el narcotráfico. 

P. ¿Qué tan útiles son las redes sociales en la época electoral? 
J.A.: Hoy en día la comunicación electoral se mueve en tres escenarios: tierra, aire y agua.

La tierra es aquella que se hace en la calle; el aire es mediante los medios de comunicación y el agua se trata por las redes sociales.

En el caso de Bolivia, hay componentes de redes, el consumo del teléfono es alto, son difíciles de controlar.

La plataforma de whatsapp es una de las más fuertes e incontrolable, ahí no se sabe quién lo habla, quién hace correr el chisme. El facebook es otro tipo de plataforma, que no está siendo utilizada en ese mecanismo. La red twitter no la veo fuerte aquí en Bolivia, veo más migración directa a la plataforma Instagram.

Obviamente aún los medios de comunicación mantienen a sus lectores, por la credibilidad y confianza, pero las redes sociales le quitaron más audiencia a los medios de comunicación.

P. ¿Las situaciones de crisis que viven países de la región podría replicarse en Bolivia? 
J.A.: Lo veo muy difícil, lo que ha pasado con Colombia o Brasil, es muy diferente. Ahí se implementaron políticas neoliberales y de hechos asociados con temas de narcotráfico. Con Argentina es una crisis económica, yo no veo a Bolivia en esa linea, de hecho creo que donde alguien intente devolverlos a prácticas neoliberales, incendian el país, porque ya las personas se han dado cuenta que el país es de ellos.