Siguenos en:
Lunes
 24 de Febrero de 2020
Internacional
Mediante un comunicado
ONU pide a México investigación imparcial de violencia en marcha de maestros
El domingo, en el poblado Nochixtlán de Oaxaca se desató una batalla campal, que dejó como saldo 10 muertos
Martes,  21 de Junio, 2016
ONU-pide-a-Mexico-investigacion-imparcial-de-violencia-en-marcha-de-maestros
Ref. Fotografia: Oaxaca ha sido el epicentro de violenta represión contra docentes que se oponen a una reforma educativa. Foto: AFP

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU pidió una investigación independiente sobre la violencia que dejó 10 muertos y más de un centenar de heridos en Oaxaca, sureste de México, durante una reciente protesta de maestros que se oponen a una reforma educativa.

El gobierno, entretanto, anunció un diálogo con los docentes pero advirtió que mantendrá su reforma.

Este martes, el Alto Comisionado condenó en un comunicado la violencia y señaló que el uso de la fuerza como último recurso por parte de uniformados debe "sujetarse a los principios de razonabilidad y proporcionalidad, evitando violaciones al derecho a la vida e integridad física".

El texto recordó la pertinencia de contar con una "ley general sobre el uso de la fuerza que sea aplicable a todas las fuerzas de seguridad" y pidió una "investigación independiente, pronta, exhaustiva e imparcial" de los actos de violencia.

El domingo, en el poblado Nochixtlán de Oaxaca se desató una batalla campal, con intercambio de disparos, después de que 800 policías federales y estatales desalojaron bloqueos de carreteras que mantenían miembros de la beligerante Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y sus simpatizantes, quienes se oponen a la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Según las autoridades, ocho personas murieron en Nochixtlán, siete de ellas por heridas de bala y otra más cuando se accionó un artefacto explosivo que manipulaba. 

Según el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, los uniformados acudieron sin armas de fuego a la protesta civil, pero tuvieron que retroceder y regresar armados luego de ser acechados por unas 2.000 personas "radicales", algunas de ellas armadas.

El gobierno federal anunció el lunes una investigación para determinar si alguno de los fallecidos en Nochixtlán fue víctima de balas policiales.

La Policía Federal reconoce que los disparos no provinieron de los maestros, mientras que la CNTE los atribuye a "infiltrados" y acusó a los policías de "disparar sin piedad".

Por otro lado, otros dos hombres, entre ellos un periodista gráfico que captó imágenes de saqueos en otra protesta, fueron ultimados a balazos por desconocidos en la población de Juchitán.